Aceite de menta

La menta es una planta planta perenne con hojas estrechas de la que se obtiene este aceite

Este aceite se obtiene de la menta que es una planta perenne con hojas estrechas y que da unas flores de color púrpura. Es muy parecida a la hierbabuena. De hecho, solo las diferencia el color del tallo, que en la menta es de un color rojizo.

Esta planta se propaga por rizomas y es fácil encontrarla en zonas templadas. Necesita un buen riego pero no es necesario el sol para que crezca, por lo que es una buena opción en zonas donde no da mucho el sol. Se suele usar en diferentes ámbitos como en la cocina, como ingrediente en cosmética y también para uso medicinal.

¿Qué es el aceite esencial de menta?

El aceite esencial de menta se consigue al destilar la planta. Tiene un olor muy característico a mentol. Es un aceite que resulta bueno para la salud por sus propiedades antisépticas y expectorantes, además de para el cuidado de la piel. La menta se usa en cosmética, medicina y es un ingrediente que se utiliza mucho en la cocina. ¿Quieres conocer mejor sus propiedades y los beneficios que puede aportar este aceite? Sigue leyendo y querrás usarlo a partir de ahora.

Tiendas donde puedes comprarlo

Si has llegado interesada en comprar aceite de menta, te recomiendo que lo busques en tiendas de cosmética natural y herboristerías ya que lo encontrarás más barato pero también puedes encontrarlo en grandes superficies de alimentación cómo Mercadona o Hipercor.

En mi caso prefiero comprarlo en tiendas especializadas ya que me ofrecen mejores precios y más variedad de marcas y formatos.

¿Para qué sirve el aceite de menta?

El óleo de menta tiene una gran cantidad de usos, como hemos mencionado anteriormente. Veamos los que están más relacionados con el cuidado de la salud, aunque también analizaremos otros.

Beneficios y propiedades

El aceite extraído de la menta es perfecto para el tratamiento de afecciones de la piel. Reduce el dolor muscular, debido a que tiene propiedades antiinflamatorias y funciona como un analgésico. Es muy conocido su uso para el alivio de las vías respiratorias ante enfermedades como el resfriado o la bronquitis. También se usa en cosméticos y perfumes y no puede faltar en tu cocina. Estos son algunos de sus usos:

  • Bueno para regular el acné
  • Uso en tratamiento contra las varices
  • Ideal para dolores musculares
  • Ayuda para tener más energía
  • Olvídate de los mosquitos
  • Ahuyenta a los piojos

Usos del aceite de menta

A pesar de que puedes utilizar este óleo para muchas cosas, yo me centraré en explicarte los que tienen que ver con el cuidado del cuerpo (cabello, piel y sistema nervioso) y en porqué se usa a la hora de cocinar algunos platos de cocina. ¡Vamos allá!

El aceite de menta tiene muchos beneficios para cuidar el cabello, la piel y es bueno contra la ansiedad y el estrés

Uso para la piel

El aceite de menta te ayudará a tener una piel más bonita y libre de acné. Además, al igual que el óleo extraído de la moringa, bajará la inflamación de heridas y golpes y es un buen tratamiento para la curación de quemaduras. También se puede usar como tratamiento para enfermedades como la dermatitis o para calmar el picor.

Uso para el cabello

La pérdida de cabello es algo que preocupa a muchos, tanto hombres como mujeres, aunque bien es cierto que la cantidad de hombres que lo padecen es mayor que el de mujeres. Según un estudio realizado el uso de aceite esencial de menta es bueno para que el pelo crezca más fuerte y sano. Se cree que se puede usar como tratamiento preventivo para que no se caiga el pelo.

Uso para cocinar

También se puede usar en la cocina para aromatizar los platos. Lo bueno de este aceite es que no tienes el problema de encontrarte las hojas en el plato cuando las comes. Además, proporciona una sensación muy refrescante.

Uso para el sistema nervioso

Algunos médicos, recomiendan el uso de la menta para tratar enfermedades de tipo nervioso, como pueden ser la ansiedad o el estrés.

Contraindicaciones

No está indicado para personas con cuadros de epilepsia u otras enfermedades neurológicas. Tampoco es bueno que al usarlo para la piel si lo echas directamente sobre ella. No se debe tomar durante los primeros meses del embarazo. Hay que tener especial cuidado de que no caiga sobre los ojos, porque se pueden irritar. Usado en su estado puro puede resultar tóxico.

¿Cómo se hace el aceite de menta casero?

Como ya sabéis, soy superfan de hacer mis propios aceites caseros utilizando diferentes plantas 😉 Lo bueno de la menta es que se puede encontrar en muchos lugares pero si no os apetece salir a recolectar unas cuántas hojas, podéis comprarla a buen precio en muchos sitios, incluso en tiendas de alimentación.

Composición

El aceite de menta lleva diferentes aceites esenciales, entre los que se encuentra el que quizá sea más conocido, el mentol. También se encuentra en su composición el mentofurano, acetato de mentilo, limoneno y carvona entre otros.

Pasos

Si quieres hacer tu propio aceite esencial de menta puedes seguir estos pasos:

  1. Puedes sembrar tu propia menta en casa o, en su defecto, puedes comprarla en un supermercado. Ten cuidado de confundir la menta con la hierbabuena, es algo muy común. Es importante que, antes de nada, laves bien las hojas.
  2. Una vez que estén bien limpias es hora de machacar las hojas. Puedes usar un mortero para hacerlo. Al machacar las hojas, la planta irá soltando el aceite.
  3. Echa en un cazo el aceite que vayas a usar y ponlo al fuego. No lo pongas demasiado alto. Echa también las hojas de menta que has triturado anteriormente. Deja que la mezcla se vaya haciendo a fuego lento durante una media hora.
  4. Pasado el tiempo, hay que dejar que la mezcla repose. Después, es hora de colar el resultado obtenido para quitar las hojas y no te las encuentres en el aceite cuando vayas a usarlo.
  5. Ponlo en una botellita o frasco de cristal y déjalo en un lugar seco y fresco, donde no le dé la luz del sol. Para poder obtener todas las propiedades del aceite de menta, hay que dejarlo reposar unos 10 días. Y de vez cuando hay que mover el frasco, para que se mezcle bien todos los componentes.

Otros aceites extraídos de plantas

Si te ha gustado este artículo y te ha parecido práctico y útil, ¡comparte con tus amigos y deja un comentario!

¿Quieres dejar un comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies